Edificio IBM

Providencia, Región Metropolitana, Chile, 2018

A principios de los años 80 se construyó el Edificio de IBM, donde se encuentran las oficinas de dicha empresa. El terreno donde se emplaza el edificio tiene el potencial para dar cabida a nuevas construcciones, sobre todo si se considera que se le ha anexado dos terrenos vecinos. El proyecto complementa el edificio existente con dos nuevos edificios, conformando un conjunto que entrega a la ciudad dos plazas en una esquina urbana de relevancia.

Este sitio se ubica en un lugar emblemático de la ciudad, especialmente por estar frente a una de las avenidas más transitadas de Santiago, frente al Parque Japonés, al Cerro San Cristóbal y al cajón del Mapocho.

El proyecto agrega un nuevo edificio de oficinas de 11 pisos y un edificio de tres pisos en el borde posterior del terreno. Este último ha surgido de las necesidades actuales de IBM, que no puede satisfacer en el edificio existente.

El nuevo edificio de oficinas, por normativa y por características del terreno, es un cuerpo que se acerca con fuerza al edificio original, dejando en la esquina un vacío sin construir. Compone un conjunto de dos edificios que conversan, cada uno desde su arquitectura y desde su tiempo. El edificio nuevo se acomoda a la altura del existente. Las fachadas están compuestas por elementos estructurales de hormigón visto, ventanas, quebravistas y quebrasoles de aluminio, los que se giran para evitar vistas invasivas al edificio vecino, y actúan como controladores de la radiación solar directa. Ambos edificios se hermanan en la materialidad de sus fachadas. Se reemplaza completamente el revestimiento exterior del edificio existente: granito gris, cristal transparente y aluminio; los mismos materiales y de los mismos tonos que serán utilizados en la nueva torre de IBM.

Los edificios conforman la esquina con un emplazamiento y una cercanía potente e inusual. De este modo, surge en la esquina una plaza que se entrega a la ciudad y se suma a la existente en la entrada actual de IBM. La esquina queda conformada por un vacío ajustado entre ambos edificios. El tercer edificio se despliega a lo largo de sus tres pisos como un elemento longitudinal de hormigón visto y cristales. Es un cuerpo de muros y ventanas, más discreto y callado, que protege su interior destinado a talleres de la empresa.

El terreno se construye y se densifica, componiendo un conjunto de volúmenes llenos y vacíos, respetando la altura que caracteriza a las construcciones de Av. Providencia frente al Parque, con mucha presencia hacia esta calle.

Arquitectos: José Domingo Peñafiel y José Ignacio Valdivieso.

Colaboradores: Benjamín Fuenzalida.